10 pequeños cambios para gestionarte mejor

Por una vida más SIMPLE y con MENOS ESTRÉS

Hay muchas cosas en nuestra vida: sobreinformación, sobreestimulación, ritmo frenético;  no paramos. En ocasiones nos sentimos abrumados y cansados.

Aquí os dejamos algunos consejos de cómo simplificar radicalmente vuestras vidas. Funciona, os lo aseguro.

 


1. Aprender a decir NO.

Nos han educado y estamos hechos para estar de acuerdo con el grupo, a no romper la corriente. Incluso podríamos decir que es de mala educación decir que NO. Pero la realidad es que NO es una palabra poderosa y que da miedo.

No, es la forma virtual de "hacer una raya" en el suelo; de decir hasta aquí llego yo, de aquí no pases o de aquí no paso.

Si quieres una vida más simple, vas a tener que empezar a decir NO más a menudo.

 

NO SE PUEDE HACER TODO

2. Parar de quejarse

Tal vez pienses que te hace falta quejarte para liberar tensión, pero según los últimos estudios esto no es así: el hecho de quejarte te vuelve negativo y lo que es peor no estás resolviendo nada; solo te hundes más y más en la miseria.

 

 

3. Haz la prueba de los 5 años

Pienso si eso que te está agobiando y complicándote la vida, si tendrá alguna importancia en 5, 10, 20, 40 años.

¿Verdad que no?... Pues eso.

 

4. Aceptar las "imperfecciones" de la vida.

Lo llamo imperfecciones para que nos entendamos, pero realmente al final se trata de ver las cosas como son y aceptarlas tal cual. Por supuesto, nos estamos refiriendo a las cosas que no dependen de ti: la forma de ser de la gente que te rodea, o cualquier cosa que está fuera de tu control.

Otra cosa son las cosas que tu controles, ahí si que no tienes porque aceptarlo.

NO ESPERES NADA DE NADIE (a excepción de ti mismo)

 

 

5. Reduce el ruido

Cierra puertas de comunicación: grupos de Whatsapp, Messenger y otras redes sociales. Todo esto llena tu mundo de interrupciones y la mayoría de las veces de nimiedades que no te aportan nada y te quitan mucho.

Trabaja con un solo medio, el que más te guste.

 

HABLAR MENOS Y HACER MÁS

 

6. Tomar partido en menos cosas

No se trata de pasar de todo, pero tener opinión y discutir de todo es algo muy agotador y caro.


 

7. Diseña antes de empezar

5 minutos pensando en cómo vas a hacer algo te va a ahorrar mucho tiempo. Antes de empezar a correr, define dónde quieres ir y el camino por el que deseas llegar.

 

ANTES DE ACTUAR, DEFINE EL PLAN

 

8. Ten tus procedimientos

Deja de ir a salto de mata, deja de improvisar. Tu sabes lo que te funciona, así que ¿porqué cambiarlo? Usa tus métodos y optimízalos cuando veas que se puede hacer. Esa optimización simplifica tu vida y te da bienestar.  La aventura para cuando toque.

 

 

9. Usa la tecnología

Utiliza la tecnología y todas las virguerias que nos da para hacer tu vida más sencilla y poder hacer MÁS y MEJOR con menos.

 

CONVIERTE LA BÚSQUEDA DE LA SIMPLICIDAD EN UN OBJETIVO EN TU VIDA

10. Ocúpate de tus asuntos

Resuelve tus temas, no vayas acumulando un millón de pequeños temas que al final no te dejan vivir en paz.

Ir al dentista, llevar el coche al taller... todas esas pequeñas cosas que la mayoría son de corta duración pero que cuando tienes 10 ya ocupan mucho espacio en tu agenda; y lo que es peor ocupan mucho espacio en tu cabeza.

 

 

GESTIONA TUS ASUNTOS Y PASA A LAS COSAS IMPORTANTES

 


 

Comentarios en Facebook